Sitio oficial de la Asociación Civil #54Bares

Cinco años recorriendo y acompañando a los cafés y bares porteños

Podría decir que #soytanviejo que visité la Confitería Del Molino cuando estuvo abierta, me pedí cafés y merendé varias veces porque trabajaba en la zona. Es una pena que los porteños hayamos perdido un lugar tan lindo. Ayer, la organización Basta de Demoler -que se dedican a promover la preservación de casas y construcciones que hacen a la identidad de la ciudad de Buenos aires- organizó un te en la puerta de la cerrada confitería.

“Vitrales italianos, ornamentos de bronce cincelados artesanalmente, columnas estucadas, arañas impactantes y una escalera de mármol monumental, entre muchos otros detalles de un lujo del siglo pasado” eran parte de la decoración de la confitería, como detalla la nota de Clarín que pueden leer aquí.

Los viernes por la tarde, los Bares Notables parecen tener una gran demanda. Eso, sumado a que cada vez somos más los amigos que nos reunimos a partir de la convocatoria por Twitter de #54bares, y que muchos bares son de dimensiones pequeñas, está poniendo límites a la elección de lugares. La Confitería Richmond es amplia, y cuando llamé nos aseguraron que nos podían armar la mesa para más de 12, que es el número mínimo que venimos teniendo.

El viernes 14 de mayo, entonces, nos encontramos a partir de las 19 en la Richmond, Florida 468, entre Tucumán y Lavalle. Los que sepan que vienen, los que intenten venir y quienes sean asiduos participantes pera esta vez no puedan estar, pueden dejar su firma en nuestro Twtvite, el sistema de registro que utilizamos.

No se trató de una guardia médica a domicilio; más bien fue una ayuda inesperada. Cuando la sexta edición de #54bares parecía complicarse una vez más en materia logística (en el bar El Coleccionista no querían acomodar las mesas para que los 12 a 16 amigos que nos íbamos a encontrar estuviéramos cómodos), una gestión salvadora encontró la soga flotando y todos nos colgamos de ella:

– “Entonces ustedes son del grupo de doctor”

– ¡Por supuesto! -contestó un integrante que prefirió preservar su identidad por temor a ser tildado de faltar a la verdad.

Los mozos -que habían ignorado los tres pedidos de acomodar las mesas que les hicimos-empezaron a hacer su tarea: dar forma a la ronda para que podamos, por fin, sentarnos de manera de vernos todos, con varias mesas en forma de cuadrado.

– “Yo lo conozco al doctor, ¿va a venir?” -me dijo el mozo que más activamente había colaborado para que nos pudiéramos sentar los 10 que ya estáabmos en el bar

Agarré mi BlackBerry no dudé en mostrarle mi timeline:

– “Estamos mandándole mensajes, porque está reunido y parece que va para largo” -dije, intentando poner cara de preocupado o tal vez de apenado.

En la mesa ya había algunos doctores: Guillermo y Pedro. Pero no era a ellos a quienes esperaba el mozo. Hice un repaso rápido por los habitués de #54bares, y me acordé de un licenciado, pero que pasa por doctor por su bonomía y elegancia. Entonces, le mandé un tuit:

La respuesta llegó, pero nunca fue exhibida ante el mozo. Sólo le acerqué unas disculpas.

– “Al final no pudo venir el doctor…” -disparó el mozo.

– Y, vos sabés cómo es su trabajo… -dije enigmático, mientras le dejaba el pago y una adecuada propina para compensar el faltazo de nuestro doctor.


Arrancamos con este blog como un espacio colectivo de homenaje a los Bares Notables de la Ciudad de Buenos Aires que tanto nos gustan. Y es colectivo, porque somos un grupo nunca fijo ni definido de gente, que a partir de compartir a través de Twitter nuestras opiniones y vivencias, coincidimos en hacer una recorrida por los Bares Notables porteños, un poco como excusa para con algunos conocernos, con otros re encontrarnos, y con otros más volver a vernos más seguido.

Me parece que estoy repitiendo lo que escribí para la página Quienes somos… pero bueno, la idea era dar el puntapié inicial…

¡Seguinos!

¡Próximo #54Bares!

Encuesta

¿Cuál es el Bar Notable de la Ciudad que más te gusta?

View Results